Un futuro de pobreza infantil en Puerto Rico: cuánto nos cuesta y qué podemos hacer

$4,400 millones es el costo anual de la pobreza infantil en Puerto Rico.

January 31, 2019

Este estudio busca posicionar el tema de la pobreza infantil como uno de los más urgentes para el país en el 2020, y crear consenso sobre sus soluciones; reconociendo que no será solamente una legislación u orden ejecutiva lo que nos encaminará hacia la solución. Establecemos, rotundamente, que este es un problema de desarrollo económico y que tiene solución.

El modelo económico que guió nuestro desarrollo por décadas ya no es factible. Las alternativas de financiamiento que estaban disponibles antes de la crisis ya no lo están. La población con la que contamos para sostener el desarrollo futuro está disminuyendo y envejeciendo. El marco institucional en el cual se basó nuestro desarrollo está en bancarrota. Como demostró el Verano Boricua de 2019, el pueblo de Puerto Rico está insatisfecho con sus instituciones, y sienten que la política pública del país no responde a los retos que enfrentan día a día.

Dentro de este grave panorama viven 656,000 niños que llevan una gran carga sobre sus hombros. Estos niños y niñas son quienes construirán el nuevo Puerto Rico. Están llenos de voluntad, esperanza y entusiasmo, pero a muchos les faltan las herramientas para convertirse en protagonistas del futuro económico de Puerto Rico. Más de la mitad vive en pobreza según datos de la Encuesta de la Comunidad de Puerto Rico, el 38% vive en extrema pobreza con ingresos anuales alrededor de $3,950. La pobreza perjudica el desarrollo saludable de los niños y niñas, afectando el desarrollo cognitivo, la nutrición, la salud, el rendimiento académico y la exposición al crimen. Sin duda, algunos niños en Puerto Rico superarán los obstáculos impuestos por la pobreza y tendrán éxito. Pero no es una tarea fácil, y muchos niños se quedarán rezagados.

Las consecuencias de la pobreza infantil van más allá de los niños mismos y de sus familias. La pérdida de potencial humano asociada con la pobreza infantil es costosa para toda la sociedad y amenaza la prosperidad futura de Puerto Rico.

Puntos a destacar:

  • Crecer en pobreza tiene consecuencias en la salud, en los ingresos y en la exposición y participación en actividades criminales
  • Cada niño o niña que vive la mayor parte de su vida en pobreza pierde un ingreso promedio anual de $17,922.
  • Los gastos de salud por persona son 58% más altos y los de educación especial son casi el triple debido a la pobreza infantil
  • El 50% de los costos del crimen en el país pueden ser atribuidos a la pobreza infantil
  • El costo de la pobreza infantil anual en Puerto Rico es $4,418 millones, o 4.3% del Producto Bruto Interno
  • El costo per cápita por cada niño o niña que vive en pobreza es de $11,536 anuales.

Recomendaciones y conclusiones: 

A partir de la página 36, este documento presenta Las herramientas de políticas públicas para reducir la pobreza infantil incluye recomendaciones, actores claves, herramientas e indica los fondos disponibles.

  • Mantener el Crédito por Ingreso Devengado en sus niveles actuales
  • Extender el Crédito por Menor Dependiente a familias con uno y dos menores
  • Crear un Crédito Tributario de Oportunidad de Trabajo
  • Crear un programa universal de transferencias directas para las familias con niños
  • Expandir los empleos subsidiados por el gobierno para jóvenes, madres y padres
  • Asegurar acceso a programas de desarrollo temprano a todos los niños de 0 a 5 años
  • Expandir los programas de horario extendido a los niños en las escuelas públicas
  • Implementar modelos de dos generaciones para toda la familia en las escuelas públicas
  • Desarrollar un programa de adiestramiento laboral sectorial
  • Revitalizar programas para completar la escuela superior y grados asociados